Desalojo por Ocupación Precaria

Presentado por : www.jurisprudenciacivil.com

Web Peruano que ofrece Jurisprudencia Civil y Comercial. Herramienta indispensable para todo Abogado.

" Todas las resoluciones que usted necesita para sustentar sus casos, al instante en su computadora, con un solo clic..."


Visite: www.jurisprudenciacivil.com

 

CAS. N°  JUNÍN. Desalojo por Ocupación Precaria. Lima, nueve de noviembre del año dos mil doce.- LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA; vista la causa número ....... del año dos mil once, en audiencia pública de la fecha, y producida la votación de acuerdo a ley, emite la siguiente sentencia: MATERIA DEL RECURSO: Se trata del recurso de casación interpuesto por Natividad Victoria Jorges Fernández contra la sentencia. de vista contenida en la resolución número veintiséis, obrante a fojas doscientos sesenta y cuatro, emitida con fecha veintiuno de junio del año dos mil once por la Segunda Sala Mixta de Huancayo de la Corte Superior de Justicia de Junín. la cual revoca la sentencia apelada contenida en fa resolución número veintidós. fecha dieciocho de noviembre del año dos mil diez obrante a fojas doscientos treinta y siete que declaró fundada la demanda y reformándola la declaró improcedente.

 

FUNDAMENTOS POR LOS CUALES SE HA DECLARADO PROCEDENTE EL RECURSO: Esta Sala mediante resolución de fecha seis de enero del año dos mil doce, ha estimado procedente el recurso de casación por la causal de Infracción normativa material del artículo 911 del Código Civil e infracción normativa procesal del artículo 139 inciso 3 de la Constitución Política del Estado.

 

CONSIDERANDO:

Primero.- Que, cuando se invocan en forma simultánea agravios consistentes en la infracción normativa procesal e infracción normativa sustantiva que inciden directamente sobre la decisión de la resolución impugnada, resulta innecesario emitir pronunciamiento respecto del segundo agravio denunciado, atendiendo a que, de ampararse el primero deberá declararse la nulidad de la resolución impugnada y ordenarse que se expida un nuevo fallo.

 

Segundo.- Que a fin de establecer si en el caso de autos, se ha incurrido en la infracción normativa, es necesario efectuar un análisis de lo acontecido en el proceso: i) Por escrito de fojas dos, la demandante Natividad Victoria Jorges Fernández, demanda desalojo por ocupante precario a fin de que los demandados desocupen y le entreguen los siguientes ambientes: a) Carmen Montes viuda de Flores y su hija Goya Elízabeth Flores Montes la tienda signada con el número cuatrocientos veintisiete, los cuartos números uno y cuatro del interior del inmueble signado con el número cuatrocientos veintinueve — Jirón Arequipa — Chilca; b) Mary Isabel Flores Montes el cuarto número seis signado con el número

cuatrocientos veintinueve del Jirón Arequipa; c) Miguel Flores Montes el cuarto interior número dos signado con el número cuatrocientos veintinueve del Jirón Arequipa; ii) Tramitado el proceso conforme a su naturaleza, el Juez expidió sentencia declarando fundada la demanda por ocupación precaria, ordenando que los demandados desalojen y restituyan a la demandante la posesión del predio que vienen ocupando ubicado en el Jirón Arequipa números cuatrocientos veintisiete y cuatrocientos veintinueve del distrito de Chilca, Provincia de Huancayo, dentro del plazo de seis días bajo apercibimiento de lanzamiento; iii) Apelado que fue dicho pronunciamiento, se expidió la sentencia recurrida que la revoca y reformándola declaró improcedente la demanda señalando como argumento central que: a) La propia demandante reconoce que los demandados vienen poseyendo el bien materia de litis por más de cuarenta años y que recién en el año dos mil ocho presentan demanda de desalojo al ver que la demandada tiene la intención de realizar la prescripción adquisitiva y al no haberse emitido sentencia respecto del Expediente número 4697-2008-01 (Prescripción Adquisitiva) en el cual intervienen las partes no podemos hablar de un título, ante lo cual debemos mencionar que sí hay circunstancias que permiten advertir la legitimidad de la posesión que ostenta el ocupante, atendiendo a un derecho expectaticio que se debe respetar; y, b) El proceso de desalojo no sería la vía idónea para que la actora recupere su propiedad sino la reivindicación, en la que incluso se podrá realizar un mejor análisis sobre el mejor derecho de propiedad.

 

Tercero.- Que, la recurrente en su agravio denunciado, respecto de la infracción normativa procesal del artículo 139 inciso 3 de la Constitución Política del Estado, señala que el pronunciamiento de la Sala Superior al declarar improcedente su demanda y señalar que la vía más idónea para recuperar su propiedad es la reivindicación, vulnera su legítima defensa, pues para instaurar un proceso de desalojo basta con acreditar que los poseedores de dicho bien no ostentan título alguno que regule su posesión.

 

Cuarto.- Que, al respecto se debe destacar previamente que en un proceso sobre desalojo por ocupación precaria la pretensión procesal está dirigida a que el emplazado desocupe el inmueble materia de litis por carecer de título o porque el que tenía ha fenecido, en consecuencia, el accionante debe acreditar ser propietario o por lo menos tener derecho a la restitución del bien, tal como lo establece el artículo 586 del Código Procesal Civil; y por su lado, la parte demandada debe acreditar tener título vigente que justifique la posesión que ejerce sobre el bien materia de controversia. En conclusión, el conflicto de intereses en procesos de este tipo está configurado por un lado por el interés del accionante de que se le restituya el bien, y por otro lado, por el interés del emplazado de no ser despojado de la posesión del mismo bien, lo que dependerá entre otras cosas, de si éste tiene o no la condición de precario según el artículo 911 del Código Civil.

 

Quinto.- Que, a la luz de la doctrina, a decir de María Ramírez 1.- "si la posesión precaria es la que se ejerce sin título alguno o cuando el que se tenía ha fenecido, entonces "se posee precariamente cuando se usa un bien, conociendo que es ajeno y sin intención de apropiárselo", por ende, la precariedad es una especie de característica de la posesión ilegítima de mala fe, para nuestra dogmática jurídica, dos son las causales: a) Falta de existencia del título (nunca existió), b) El título que dio vida a la posesión ha fenecido, caducado. En ese sentido, se puede establecer que el artículo 911 del Código Civil nos conduce a establecer a que se prueben dos condiciones copulativas: a) Que la parte demandante sea la titular del bien cuya desocupación pretende y b) Que la parte emplazada ocupe el bien sin título o cuando el que tenía ha fenecido.

 

Sexto.- Que, además se debe destacar que este Supremo Tribunal en reiterada y uniforme jurisprudencia ha establecido, en armonía con el artículo 911 del Código Civil, que la ocupación precaria de un bien inmueble se configura con la posesión del mismo sin detentar título alguno que justifique dicha posesión o el que se tenía ha fenecido; asimismo, quien pretenda la restitución o entrega, en su caso, de un predio ocupado bajo dicha calidad, debe acreditar el derecho de propiedad o que lo ejerce en representación del titular o, en todo caso la existencia de título válido y suficiente que otorgue derecho a la restitución del bien; de conformidad con los artículos 585 y 586 del Código Procesal Civil; consecuentemente la esencia del proceso de Desalojo por Ocupación Precaria no consiste en determinar o resolver en definitiva el derecho de propiedad sino la validez de la restitución de la posesión en base a cualquier título válido y suficiente que la justifique, frente a la ausencia de título o fenecimiento del que tuvo la parte ocupante; título y ausencia o fenecimiento del mismo que por su naturaleza, debe ser de elemental probanza y dilucidación; de allí que el ordenamiento jurídico ha dispuesto que dicha pretensión sea tramitada en la vía sumarísima, de conformidad con el acotado articulo 585 y siguientes del mismo cuerpo legal; la misma que resulta más breve y expedita, siendo improcedente incluso la reconvención, el ofrecimiento de medios probatorios en segunda instancia y modificar o ampliar la demanda, entre otros, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 559 del referido Código.

 

Séptimo.- Que, siendo ello así y atendiendo a la premisa precedente, se puede colegir que también en caso de que ante la pretensión de desalojo

por ocupación precaria la parte demandada oponga algún título para poseer el inmueble reclamado, el Juzgador debe verificar si este título guarda un mínimo de verosimilitud y si se mantiene vigente, vale decir, sino ha fenecido; empero, no está facultado a determinar el mejor derecho de propiedad, la nulidad o anulabilidad del acta jurídico contenido en el referido título, toda vez que el proceso de desalojo no es la vía idónea para ello.

 

Octavo.- Que, bajo este contexto dogmático tenemos que si bien la primera instancia analiza la pretensión de la actora, bajo los alcances del artículo 911 del Código Civil, lo cierto es que la segunda instancia distorsiona su naturaleza, declarando improcedente la demandada incoada, al señalar que la vía más idónea para que el actor recupere su propiedad sería el proceso de reivindicación, soslayando el estudio de las dos condiciones copulativas detalladas en el quinto considerando; motivación que resulta insuficiente puesto que la misma contiene solamente la conclusión a que su razonamiento les ha llevado, pero no están exteriorizadas y expuestas las premisas que han conducido a dicha conclusión; siendo evidente así la violación del principio constitucional de motivación escrita de las resoluciones judiciales; correspondiendo precisar que el criterio precedentemente expuesto en modo alguno comporta la apreciación positiva por parte de este Supremo Tribunal de Casación respecto del desalojo, sino que éste simplemente se limita a sancionar con nulidad una resolución que no expuso la debida motivación; fundamento por el que dicho agravio debe ser amparado.

 

Noveno.- Que, al haberse atendido y proveído la infracción normativa procesal denunciada, debe ampararse el recurso de casación y proceder conforme a lo dispuesto en el numeral 1 del artículo 396 del Código Procesal Civil. Por las consideraciones expuestas y estando a la facultad conferida por el artículo 397 del Código Procesal Civil, declararon: FUNDADO el recurso de casación de folios doscientos setenta y nueve interpuesto por Natividad Victoria Jorges Fernández; CASARON la sentencia de vista contenida en la resolución número veintiséis, obrante a fojas doscientos sesenta y cuatro, su fecha veintiuno de junio del año dos mil once, emitida por la Segunda Sala Mixta de Huancayo de la Corte Superior de Justicia de Junín, en consecuencia NULA la misma: ORDENARON el reenvío de los autos a la Segunda Sala Mixta de Huancayo de la Corte Superior de Justicia de Junín a fin de que expida nueva resolución con arreglo a ley; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano, bajo responsabilidad; en los seguidos por Natividad Victoria Jorges Fernández contra Carmen Montes viuda de Flores y otros, sobre Desalojo por Ocupación Precaria; y los devolvieron.

--------------------------------------------------------------------------------------

Presentado por : www.jurisprudenciacivil.com

 

CAS. N° AREQUIPA. Desalojo por Ocupación Precaria. Lima, veinticuatro de octubre del año dos mil doce.-LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPUBLICA: vista la causa en el día de la fecha expide la siguiente sentencia:

...................................................

 

FUNDAMENTOS DEL RECURSO: Este Supremo Tribunal mediante resolución de fecha veinte de diciembre del año dos mil once obrante de fojas veintiséis a veintisiete del cuadernillo de casación ha declarado procedente el recurso de casación por la causal de infracción normativa procesal respecto a la cual se alega lo siguiente: a) La sentencia materia de casación es limitativa en reconocer la propiedad del inmueble únicamente por la inscripción registral desconociendo la propiedad del inmueble no inscrito no significando que la misma pierda validez por el hecho que la compraventa efectuada por Matilde Núñez de Rodríguez en su calidad de administradora de la Compañía Mercantil Benito Núñez a favor de los padres de la impugnante no se haya inscrito en los Registros Públicos. b) La sentencia de vista declara ineficaz o nulo el anticipo de legitima en un proceso sumarísimo cuando dicha nulidad debe ser declarada en un proceso de conocimiento además que en el presente proceso de desalojo no se ha demandado la nulidad de la compraventa ni del anticipo de legítima por lo que la sentencia impugnada contraviene el artículo VII del Título Preliminar del Código Procesal Civil el cual señala que el Juez no puede ir más allá del petitorio de la demanda.

 

CONSIDERANDOS:

Primero.- Que, según lo establecido por el artículo 384 del Código Procesal Civil modificado por la Ley número 29364 el recurso extraordinario de casación tiene como fines esenciales la adecuada aplicación del derecho objetivo al caso concreto, así como la uniformidad de la jurisprudencia nacional por la Corte Suprema de Justicia de la República por tanto este Tribunal Supremo sin constituirse en una tercera instancia adicional en el proceso debe cumplir su deber pronunciándose acerca de los fundamentos del recurso por la causal declarada procedente.

 

Segundo.- Que, en lo que respecta a la causal de infracción normativa procesal conviene precisar que el artículo 139 inciso 5 de la Constitución Política del Estado fija como una garantía y derecho de la función jurisdiccional el deber de motivación de las resoluciones judiciales esto es que los Jueces cualquiera sea la instancia a la que pertenezcan expresen el proceso mental que los ha llevado a decidir una controversia asegurando que el ejercicio de administrar justicia se haga con sujeción a la Constitución y a la ley en tal sentido habrá motivación adecuada de las resoluciones judiciales cuando la resolución contenga los fundamentos jurídicos y fácticos que sustentan la decisión así como cuando la motivación responda efectivamente a la ley y a lo que fluye de los actuados debiendo además existir una correspondencia lógica (congruencia) entre lo pedido y lo resuelto de tal modo que la resolución por sí misma constituya suficiente justificación de lo que se decide u ordena en contrario si la resolución infringe alguno de estos aspectos esenciales de la motivación se incurre en causal de nulidad contemplada en el artículo 122 incisos 3 y 4 del Código Procesal Civil modificado por el artículo 1 de la Ley número 27524.

 

Tercero.- Que, además no debe perderse de vista que acorde al principio de congruencia procesal contemplado en el artículo VII del Título Preliminar del Código Procesal Civil las sentencias expedidas en el proceso civil necesariamente deben guardar una relación de correspondencia lógica entre el petitorio contenido en la demanda, la fijación de puntos controvertidos y lo que es resuelto en definitiva por la instancias de mérito pues de no existir esta correspondencia necesaria se afectaría gravemente el principio de congruencia procesal y se incurriría en causal de nulidad prevista en el artículo 122 inciso 4 del Código Procesal Civil modificado por el artículo 1 de la Ley número 27524.

 

Cuarto.- Que, en el presente caso la demandante Gina Mara Rodríguez Alcázar promueve proceso de desalojo por ocupación precaria pretendiendo que los demandados le restituyan la posesión del inmueble sito en el Pasaje Martinetty número ciento cincuenta y cuatro, interior 4A - 4B Cercado de Arequipa alegando ser propietaria del inmueble materia de la demanda acreditando su dominio con la Escritura Pública de anticipo de legitima de fecha uno de diciembre del año dos mil cuatro otorgada a su favor por sus padres José Benito Julio Ernesto Rodríguez Núñez y Eufemia Elsa Alcázar siendo los demandados poseedores del inmueble de su propiedad sin tener derecho resistiéndose a devolver el bien sub litis a su legítima propietaria razones por las que interpone la demanda.

 

Quinto.- Que, admitida y sustanciada la litis con arreglo a ley se fijaron en la audiencia Como puntos controvertidos los siguientes: a) Determinar si la accionante cuenta con titularidad que ampara su derecho en el presente proceso y b) Establecer si la parte demandada ocupa el bien sub litis en forma precaria y sin pago de renta alguna declarándose en la sentencia de fecha veintiocho de octubre del año dos mil nueve expedida por el Juez del Cuarto Juzgado Civil de Arequipa el cual declara improcedente la precitada demanda exponiendo entre otros argumentos haberse acreditado acorde a las pruebas de oficio ordenadas por el superior en grado consistentes en el Certificado Literal de la Partida Registral número 04005567 de folios trescientos dos a trescientos diez indica que el inmueble materia de la demanda fue propiedad de Borax Concolidatec Limited la cual vendió el bien a favor de la firma Benito Núñez y Compañía con fecha diecisiete de agosto del año mil novecientos cuarenta y cuatro vendiéndose posteriormente parte de dicha finca a la sociedad conyugal conformada por Leonidas Paz Basurco y Graciela Carrillo en una extensión de dos mil cuatrocientos treinta y un metros cuadrados por la administradora Matilde Núñez de Rodríguez sin que se pueda colegir que los padres de la actora hayan tenido la propiedad del bien pues la abuela de la demandante era administradora y no propietaria de la Firma Benito Núñez y Compañía por tanto nunca tuvo la propiedad del inmueble ni por tanto pudo transmitirla.

 

Sexto.- Que, apelada la precitada resolución la Tercera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Arequipa por resolución de fecha veintisiete de julio del año dos mil once confirma la apelada con fundamentos similares agregando que el inmueble materia de la demanda continúa perteneciendo a la Compañía Mercantil Benito Núñez agregando que la compraventa que otorgó Matilde Núñez de Rodríguez a favor de los progenitores de la demandante es ineficaz porque la vendedora no llegó a adquirir la propiedad del inmueble de su propietaria Compañía Mercantil Benito Núñez tal como se reconoce en la Escritura Pública de anticipo de legitima en el sentido que no se formalizó dicha adquisición siendo ineficaz asimismo la transferencia vía anticipo de legitima efectuada por los padres de la actora a su favor por cuanto los transferentes no tenían legitimidad para disponer de la propiedad del inmueble en cuestión.

 

Séptimo.- Que, así tramitada y resuelta la litis resulta evidente que las sentencias expedidas por las instancias de mérito han incurrido en grave incongruencia procesal pues de su contenido obra que han emitido pronunciamiento en torno a la validez del título de propiedad que la actora anexa a la demanda no obstante que la validez de dicho título no sólo no ha sido cuestionada por la parte demandada en la etapa procesal correspondiente sino además porque la eficacia jurídica del título de propiedad de la actora no puede ni debe ser discutida en la vía del proceso de desalojo por ser contraria a su naturaleza y fines además de ser inadecuado e impertinente debatir en el mismo la concurrencia de los elementos funcionales y estructurales del título de propiedad que escolta a la demanda debido a la especial naturaleza de este tipo de procesos y por la sumariedad del trámite de la pretensión que deberá ser canalizada a través de la vía procesal correspondiente.

 

 

Octavo.- Que, en consecuencia, de lo antes expuesto puede colegirse que las sentencias expedidas por las instancias de mérito afectan el principio de congruencia procesal previsto en el artículo VII del título preliminar del Código Procesal Civil al resultar evidente la falta de correspondencia lógica entre el petitorio contenido en la demanda, la fijación de puntos controvertidos y lo resuelto en definitiva incurriéndose por tanto en la causal de nulidad prevista en el artículo 122 inciso 4 del Código Procesal Civil por lo que corresponde disponer que las instancias de mérito expidan nueva resolución cuidando que la sentencia guarde correspondencia lógica con el petitorio; fundamentos por los cuales declararon: FUNDADO el recurso de casación obrante de fojas quinientos uno a quinientos dos interpuesto por Gina Mara Rodríguez Alcazar contra la sentencia de vista la cual confirma la apelada que declara improcedente la demanda por la causal de infracción normativa procesal en consecuencia NULA la sentencia de vista de fecha veintisiete de julio del año dos mil once expedida por la Tercera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Arequipa e INSUBSISTENTE la apelada de fecha veintiocho de octubre del año dos mil nueve; ORDENARON que el Juez del Cuarto Juzgado Civil Módulo Corporativo Civil de la Corte Superior de Justicia de Arequipa emita nueva resolución con arreglo a ley; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano bajo responsabilidad; en los seguidos por Gina

....

Presentado por : www.jurisprudenciacivil.com

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

CAS. N° . Desalojo por ocupación precaria. Lima, veintiséis de abril de dos mil trece.- LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA; vista la causa  en audiencia pública de la presente fecha y producida la votación conforme a ley procede a emitir la siguiente sentencia. MATERIA DEL RECURSO: Se trata del recurso de casación interpuesto por Olga Pomacosi Quispe contra la sentencia de vista expedida por la Sala Civil Transitoria de la Corte Superior de Justicia de Tacna que confirma la sentencia de primera instancia que declara fundada la demanda y ordena que los demandados restituyan a la demandante el inmueble ubicado en la Asociación de Vivienda Paraíso Azul Promuví Viñani IV Etapa Manzana 317 Lote 32 Distrito Gregorio Albarracín Lanchipa de la Provincia y Región de Tacna.

 

FUNDAMENTOS DEL RECURSO: Esta Sala Suprema Civil Transitoria mediante Resolución de fecha cinco de junio de dos mil doce declaró procedente el recurso de casación por la causal de: a) Infracción normativa material de los artículos 911 y 923 del Código Civil, alegando al respecto la recurrente no tener la calidad de ocupante precaria al encontrarse en posesión del bien sub litis en razón a que en el mes de mayo de dos mil nueve solicitó ante la Municipalidad de Provincial de Tacna la adjudicación de un lote de terreno para vivienda habiendo declarado la referida entidad en uso de sus atribuciones la reversión del inmueble materia de autos mediante Resolución de Gerencia número 1296-2009 de fecha siete de agosto de dos mil siete así como postulante apta para ser adjudicataria del terreno sub materia a la recurrente tomando a mérito de dicho documento posesión del inmueble materia de autos existiendo por lo tanto un título que justifica su posesión legítima; b) Infracción normativa procesal de los artículos 188, 233 y 235 inciso 1 del Código Procesal Civil, señala que la Sala Superior no ha explicado las razones por las cuales no resulta título justificatorio la aludida resolución de gerencia por cuanto se ha acreditado que la demandante ya no es la propietaria del bien razón por la que considera que se pretende restituir un inmueble a quien ya no es propietaria del mismo lo cual según refiere es ilógico y ante la existencia de un procedimiento administrativo de reversión el mismo surte eficacia probatoria no obstante la Sala Superior reproduce los fundamentos del Juez en relación a la valoración de la citada resolución de gerencia sin explicar las razones por las cuales se desmerece la validez probatoria de la misma; y c) Infracción normativa procesal del artículo 2 del Código Procesal Civil, sostiene que la demandante carece de legitimidad para obrar por no ser titular del derecho de propiedad siendo clara la carencia de identidad entre los sujetos para reclamar la restitución del predio materia de autos por cuanto la única legitimada es la Municipalidad Provincial de Tacna en tanto no se invalide la Resolución de Gerencia número 1296­2009 que dispuso la reversión del predio.

 

CONSIDERANDO:

 

Primero.- Que, en el caso de autos corresponde precisar que por causal de casación se entiende al motivo que la ley establece para la procedencia del recurso"1 pues este ha de sustentarse en motivos previamente señalados en la ley es decir puede interponerse por infracción de la ley o por quebrantamiento de la forma considerándose como motivos de casación por infracción de la ley la violación en el fallo de leyes que debieron aplicarse al caso así como la falta de congruencia de lo decidido con las pretensiones formuladas por las partes y la falta de competencia mientras que los motivos por quebrantamiento de la forma aluden a las infracciones en el procedimiento;2 en tal sentido si bien todas las causales suponen una violación de la ley también lo es que ésta puede darse en la forma o en el fondo; y habiéndose declarado procedente la denuncia casatoria por las causales antes mencionadas deben examinarse de primera intención las causales in procedendo pues de declararse fundado el recurso por la misma resultaría innecesario examinar la causal sustantiva.

 

Segundo.- Que, siendo esto así previamente a emitir pronunciamiento corresponde hacer una breve descripción del decurso del proceso apreciándose lo siguiente: ETAPA POSTULATORIA: Demanda.-De fojas veintitrés a veintiséis obra el escrito de demanda interpuesto por Evelyn Iquiapaza Tacca por el que pretende el desalojo de los demandados Olga Pomacosi Quispe, Lucila Quispe Quispe y Jaime Wilber Cahuaya Chalco del inmueble ubicado en la Asociación de Vivienda Paraíso Azul Promuvi Viñani IV Etapa Manzana 317 Lote 32 Distrito Gregorio .Albarracín Lanchipa Provincia y Región de Tacna por tener la calidad de ocupantes precarios; afirma que mediante Título de Propiedad 03435-2006 de nueve de enero de dos mil seis el Gobierno Municipal de Tacna le adjudicó el predio sub litis estableciéndose en la cláusula tercera que la recurrente ha efectuado el pago del valor del predio por la

cantidad de doscientos cincuenta y dos nuevos soles (S/.252.00) y por encontrarse en estado de gestación se ausentó temporalmente del lote sub litis circunstancias que han aprovechado los demandados para ingresar al bien cercándolo con bloquetas e imposibilitando su ingreso. CONTESTACION DE LA DEMANDA. Mediante escrito que corre de fojas ciento siete a ciento dieciocho Olga Pomacosi Quispe se apersona al proceso señalando que el Gobierno Municipal de Tacna le adjudicó a la demandante el lote sub litis encontrándose condicionada al cumplimiento del Reglamento de Programas Municipales de Vivienda refiriéndose en dicho reglamento que al incumplimiento de sus reglas acarrearía la reversión del predio a favor de la Municipalidad hecho que ha sucedido por cuanto la Municipalidad Provincial de Tacna ha procedido de oficio a revertir dicho predio por lo que es falso que exista posesión continua, directa y pacífica de la demandante ya que el predio se encontraba abandonado desde el año dos mil dos y si bien la propiedad se encuentra inscrita en los Registros Públicos también lo es que la causal de reversión también está inscrita más no le consta que la demandante a raíz de su estado de gestación en niveles de grave riesgo se haya visto obligada a ausentarse del lote porque al no contar con vivienda propia solicitó con fecha veintidós de abril de dos mil nueve la adjudicación directa de un lote de terreno del Programa Promuvi conforme es de verse del Recibo número 0258113 habiendo solicitado además su inclusión como nueva socia al Presidente de la Asociación de Vivienda Paraíso Azul. ETAPA DECISORIA: SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA.- De fojas cuatrocientos setenta y nueve a cuatrocientos ochenta y cinco obra la Resolución de fecha dieciséis de junio de dos mil once por medio la cual el Juez del Tercer Juzgado Especializado en lo Civil con Sub Especialidad Comercial de la Corte Superior de Justicia de Tacna declara fundada la demanda y dispone la restitución por los demandados el inmueble materia de litis a la demandante fundamentando su decisión en que el derecho de propiedad de la actora sobre el inmueble se acredita con la Partida Electrónica corriente a fojas diez y si bien la codemandada Olga Pomacosi Quispe señala que la Municipalidad Provincial de Tacna ha revertido de oficio el lote sub litis también lo es que el título de la demandante contenido en la inscripción registral se presume cierto y produce todos sus efectos mientras no se rectifique o se declare judicialmente su invalidez no habiendo la demandante acreditado con las pruebas aportadas que Lucila Quispe Quispe de Pomacosi se encuentre en posesión del inmueble constatándose más bien la presencia en dicho lugar de los codemandados Olga Pomacosi Quispe y Jaime Wilber Cahuaya Chalco hecho que se acredita con la propia declaración de la demandada quien reconoce encontrarse en posesión del inmueble por haber solicitado a la Municipalidad Provincial de Tacna su adjudicación al encontrarse en abandono el predio sin embargo de autos se tiene que la demandada no acredita tener título alguno que justifique su posesión sobre el citado inmueble por lo que debe ampararse la demanda. ETAPA IMPUGNATORIA: SENTENCIA DE VISTA.- La Sala Civil Transitoria de la Corte Superior de Justicia de Tacna por resolución de fojas quinientos noventa a seiscientos dos confirma la apelada al considerar que fluye del Título de Propiedad obrante a fojas ocho que con fecha nueve de enero de dos mil seis el Gobierno Municipal de Tacna otorgó el título de propiedad a favor de Evelyn Iquiapaza Tacca respecto al Lote 32 Manzana 317 Sector Promuvi Viñañi IV Etapa con un área de ciento veinte metros cuadrados (120 m2) lo cual así mismo se desprende de la Copia Literal de los Registros Públicos al estar inserto el citado inmueble en la Partida número P20059589 a nombre de la demandante documentos con los cuales sustenta su calidad de propietaria quedando acreditada la calidad de poseedores precarios de los ocupantes del bien con el Acta de Constatación de Daños obrante a folios veinte efectuada por el Juez del Segundo Juzgado de Paz del Distrito Coronel Gregorio Aibarracin Lanchipa a pedido de la actora verificándose que vienen ocupando el bien desde el tres de agosto de dos mil nueve no presentando título alguno que justifique su derecho y respecto a la alegación planteada por la demandada en su apelación en la que refiere que el Juez no valoró la Resolución de Gerencia número 1296-09 por la que se declara la reversión de oficio es de tenerse en cuenta que en el considerando cuarto de la apelada se indicó "que la demandada Olga Pomacosi Quispe señala que la Municipalidad Provincial de Tacna ha revertido el inmueble no obstante de conformidad al artículo 2013 del Código Civil el contenido de la inscripción se presume cierta y produce todos sus efectos mientras no se rectifique o declare judicialmente su invalidez por lo que el argumento no es amparable" consecuentemente se dio mérito probatorio a la Resolución de Gerencia número 1296­09 no obstante que de la misma se advierte que Olga Pomacosi Quispe solicitó la adjudicación directa del Lote 24 Manzana. 305 del Sector Asociación de Vivienda Paraíso Azul del Promuvi Viñani IV Etapa el cual tiene como adjudicataria a Evelyn lquiapaza Tacca empero del Título de Propiedad se aprecia que la demandante no es adjudicataria puesto que el terreno está ubicado en el Lote 32 Manzana 317 del Sector Promuvi IV Etapa habiéndose declarado la reversión de oficio del Lote 32 Manzana 317 del Sector Promuvi III Etapa consecuentemente al tratarse de un sector que tampoco corresponde al de la demandante no puede

considerarse que los demandados tengan justo título para poseer el bien en litigio no significando tampoco el hecho de haberse revertido el lote a la Municipalidad que la actora carezca de título que acredite su titularidad puesto que éste aun se encuentra vigente en los Registros Públicos y no ha sido materia de nulidad.

 

Tercero.- Que, sobre el particular el artículo 139 inciso 3 de la Constitución Política del Estado establece que ninguna persona puede ser desviada de la jurisdicción predeterminada por la ley ni sometida a procedimiento distinto de los previamente establecidos ni juzgada por órganos jurisdiccionales de excepción ni por comisiones especiales creadas para el efecto cualquiera sea su denominación en tal sentido este principio  asiste a toda persona por el solo hecho de serlo facultándola a exigir al Estado un juzgamiento imparcial y justo ante un Juez responsable competente e independiente.

 

Cuarto.- Que, asimismo la exigencia de la motivación de las resoluciones judiciales constituye una garantía constitucional consagrada en el artículo 139 inciso 5 de la Constitución Política del Estado el cual asegura la publicidad de las razones que los jueces tuvieron en cuenta para pronunciar sus sentencias resguardando a los particulares y a la colectividad de las decisiones arbitrarias de los mismos quienes de este modo no pueden ampararse en imprecisiones subjetivas ni decir las causas a capricho sino que están obligados a enunciar las pruebas en que sostienen sus juicios y a valorarlas racionalmente definición que guarda relación con lo previsto por el Tribunal Constitucional en el fundamento jurídico número once de la Sentencia número 1230-2003.PCH/TC3.

 

Quinto.- Que, igualmente en la motivación de las resoluciones judiciales pueden presentarse vicios que pueden ser objeto de control casatorio los cuales son: i) La Falta de Motivación y ii) La Defectuosa Motivación. Respecto a la primera debemos señalar que ésta se divide en tres agravios: a) Motivación Aparente.- Cuando la decisión se basa en pruebas no actuadas o en hechos no ocurridos; b) Motivación Insuficiente.- Cuando vulnera el principio de la razón suficiente; y, c) Motivación Defectuosa en Sentido Estricto.- El razonamiento del Juez viola los principios lógicos y las reglas de la experiencia". Los vicios o errores en el razonamiento del juzgador son denominados en la doctrina como "errores in cognitando".

 

Sexto.- Que, la recurrente al exponer los agravios de las infracciones procesales que denuncia sostiene lo siguiente: i) La Sala Superior no explicó la razones por las cuales la resolución de gerencia no resulta un título justificatorio toda vez que está acreditado que la demandante no es propietaria del bien pues ante la existencia de un procedimiento administrativo de reversión el mismo surte eficacia probatoria; y, II) La demandante carece de legitimidad para obrar por no ser titular del derecho de propiedad siendo clara la carencia de identidad entre los sujetos para reclamar la restitución del predio materia de autos ya que el único legitimado es la Municipalidad Provincial de Tacna en tanto no se invalide la Resolución de Gerencia número 1296­2009 que dispuso la reversión del predio por lo que corresponde a este Supremo Tribunal verificar si la decisión adoptada por la Sala de mérito fue expedida respetando lo dispuesto por el artículo 50 inciso 6 del Código Procesal Civil concordante con el artículo 12 del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial que estatuyen que los magistrados tienen la obligación de fundamentar los autos y las sentencias bajo sanción de nulidad respetando los principios de jerarquía de las normas y el de congruencia.

 

Sétimo.-Que, en lo atinente a los fundamentos del recurso de casación debe tenerse en cuenta que una vez promovido el proceso por Evelyn Iquiapaza Tacca la demandada Olga Pomacosi Quispe contestó la demanda alegando que no tiene la calidad de precaria puesto que ha solicitado la adjudicación del citado inmueble al haber la Municipalidad Provincial de Tacna mediante Resolución de Gerencia número 1296-2009 dispuesto la reversión del predio en referencia siendo esto así es de advertirse que el Juez de Primera Instancia se pronunció sobre dicho aspecto en la parte in fine del cuarto considerando de su sentencia determinando que el derecho de propiedad de la demandante sobre el bien materia de litis queda acreditado con la inscripción del mismo en la Partida Electrónica número P200059589 de los Registros Públicos de Tacna y estando a que la Municipalidad ha revertido de oficio el citado inmueble el título inscrito surte todos sus efectos conforme a los alcances establecidos por el artículo 2013 del Código Civil extremo que al ser apelado también fue materia de pronunciamiento por la Sala Superior en el punto doce y punto cuatro de la sentencia recurrida la cual confirmó la apelada concluyendo que del documento emitido por la Dirección General de la Municipalidad Provincial de Tacna así como del procedimiento administrativo no se confirmó que la solicitante haya sido declarada como titular del predio que en el presente caso se pretende desalojar advirtiéndose más bien de dicho documento que el predio que la demandada pretende se le adjudiqué es distinto al otorgado mediante Escritura Pública de fecha nueve de enero de dos mil seis a la parte actora estableciendo en consecuencia que la demandante tiene legitimidad para obrar en el presente proceso y atendiendo a que el agravio expuesto por la recurrente fue materia de análisis, debate probatorio y pronunciamiento por las instancias de mérito mal se haría en amparar el recurso más aun si del mismo se evidencia que lo que se busca a través de su interposición es que se revalúen y discutan los alcances establecidos en sede de

instancia por lo que debe declararse infundado el recurso d casación en cuanto a este extremo se refiere.

 

Octavo.- Que en este orden corresponde emitir pronunciamiento respecto a la infracción normativa material de los artículos 911 y 923 del Código Civil.

 

Noveno.- Que, la recurrente alega como agravio d su recurso que no tiene la calidad de ocupante precaria y que se encuentra en el bien cuya restitución se solicita en razón a que en el mes de mayo solicitó ante la Municipalidad Provincial de Tacna la adjudicación de un lote de terreno para vivienda y estando que dicha entidad inició el trámite de reversión de los terrenos que originariamente eran de propiedad de la demandada se declaró a la recurrente como postulante apta para adjudicarla.

 

Décimo Que, conforme a lo indicado por el artículo 896 del Código Civil la posesión es el ejercicio de hecho de uno o más poderes inherente a la propiedad los cuales se hallan enumerados en el artículo 92 del acotado por tanto quien ejerce fácticamente uno o más  de estos poderes es poseedor con prescindencia si tiene  no animus dominio,

 

 

Décimo Primero: Que, el artículo 911 de Código Civil establece que la posesión precaria es la que se ejerce sin título alguno o cuando el que se tenía ha fenecido debiendo señalarse además que en los procesos de desalojo por ocupación precaria atendiendo a la definición del artículo antes citado  accionante debe acreditar el derecho de propiedad que ejerce sobre el bien materia de litis o cuando menos tener derecho a la restitución del bien y el emplazado debe probar tener derecho  vigente que Justifique la posesión que ejerce sobre el predio no siendo objeto de este tipo de procesos la validez o no de título.

 

Décimo Segundo.- Que, de lo expuesto precedentemente debe indicarse lo siguiente: Primero.- De lo actuado en el procese se advierte que la calidad de propietaria que ostenta la demandada aún no ha sido declarada por la autoridad competente esto es por el Gobierno Municipal Provincial de Tacna por cuanto de los propios fundamentos de la resolución dictada se aprecia que el procedimiento de reversión ésta en trámite;

 

Segundo.- Tampoco  puede ampararse el recurso al haber quedado establecido en auto: que el inmueble sobre el cual señala tener titularidad la impugnante es el Lote 32 Manzana 317 del Sector Promuvi Viñani III Etapa el mismo que fue materia de reversión mediante Resolución de Gerencia número 1296-09 de siete de agosto de dos mil nueve obrante a fojas cincuenta y tres y no del inmueble ubicado en Lote 32 Manzana 317 del Sector Promuvi Viñani IV Etapa sobre el que la actora acredita la titularidad pues su calidad de propietaria sobre dicho inmueble no ha sido materia de nulidad consecuentemente este Supremo Tribunal concluye que la sentencia recurrida ha sido expedida con arreglo a ley por lo que este extremo del recurso también debe declarase infundado. Por las- consideraciones expuestas y a tenor de lo establecido en el artículo 397 del Código Procesal Civil, declararon: INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Olga Pomacosi Quispe mediante escrito de fojas seiscientos ocho NO CASARON la sentencia de vista obrante fojas quinientos noventa de fecha seis de diciembre de dos mi once; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano, bajo responsabilidad; en los seguidos por Evelyn lquiapaza Tacca contra Oiga Pomacosi Quispe y otros. sobre Desalojo por Ocupación Precaria; y los devolvieron. Ponente Señora Valcárcel Saldaña, Jueza Suprema.- SS. RODRÍGUEZ MENDOZA, VALCÁRCEL SALDAÑA, CABELLO MATAMALA, MIRANDA MOLINA, CUNYA CELI

1 Monroy Cabra, Marco Gerardo, Principios de Derecho Procesal Civil, Segunda Edición, Editorial Temis Librería, Bogotá Colombia, 1979, p. 359

2 De Pina Rafael, Principios de Derecho Procesal civil, Ediciones Jurídicas Hispano Americanas, México D.F, 1940, p. 222

3 Sentencia Tribunal Constitucional número 1230-2003. PCH/TC Fundamento jurídico número once "que, uno de los contenidos del derecho al debido proceso es el derecho de obtener de los órganos judiciales una respuesta razonada motivada y congruente con las pretensiones oportunamente deducidas por las partes en cualquier clase de procesos. La exigencia de que las decisiones judiciales sean motivadas en proporción a los términos del inciso 5 del artículo 139 de la Norma Fundamental garantiza que los jueces cualquiera que sea la instancia a la que pertenezcan expresen el proceso mental que los llevó a decidir una controversia asegurando que el ejercicio de la potestad de administrar justicia se haga con sujeción a la Constitución y a la ley pero también con la finalidad de facilitar un adecuado ejercicio del derecho de defensa de los justiciables". De ese modo la exposición de las consideraciones en que se sustenta el fallo debe ser expresa clara legítima lógica y congruente.

4 Razonamiento Judicial, Academia de la Magistratura, Capítulo 6 los errores in cognitando, primera edición; Lima-Perú, 1997.

C-987705-145

----------------------------------------------------------------

 

Sobre Desalojo por Ocupación Precaria.

 

CAS. Nº

DESALOJO POR OCUPACIÓN PRECARIA. Sumilla: De conformidad con el Cuarto Pleno Casatorio, Casación número 2195-2011-Ucayali, el hecho de la existencia de las edificaciones no puede configurar, como pretende el Colegiado Superior, título de posesión que justifique la posesión de la parte demandada. Nótese que el referido Pleno no deja en desamparo al titular de las edificaciones, sino que ha dejado a salvo para que haga valer su derecho en otro proceso. Lima, dieciocho de mayo de dos mil dieciséis.

 

 

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA:

 

 

MATERIA DEL RECURSO: Se trata del recurso de casación interpuesto por Jeni Rocío Huallama Peña a fojas cuatrocientos treinta y nueve contra la sentencia de vista de fecha veintitrés de enero de dos mil quince de fojas trescientos sesenta y seis, emitida por la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima Sur, que revoca la sentencia apelada que declara fundada la demanda y reformándola declara infundada la misma.

 

FUNDAMENTOS DEL RECURSO: Esta Sala Suprema, mediante resolución obrante a fojas veintiocho del presente cuadernillo, de fecha nueve de setiembre de dos mil quince, ha estimado procedente el recurso de casación referido por la causal de infracción normativa de derecho material. La recurrente ha denunciado lo siguiente: A) La infracción normativa de los artículos 907, 911 y 2012 del Código Civil, sostiene que la sentencia de vista colisiona con estas normas, atribuyendo buena fe a la conducta ejercida por la demandada, quien conocía que la propietaria registral al momento de ingresar ilegalmente al predio materia de litis era la Empresa Nacional de Edificaciones en Liquidación – Enace en liquidación y que el año dos mil cuatro tomó conocimiento que desde el año mil novecientos noventa y siete la demandante era la propietaria del predio, tal como se le informó la referida empresa y la Agencia de Promoción de la Inversión Privada – ProInversión, lo que consta en el expediente administrativo que obra en autos; y B) Apartamiento Inmotivado del Precedente Judicial, señala que la interpretación dada por la Sala Superior, en el sentido que las constancias de posesión, lo actos ejecutados para dotar al inmueble de servicios básicos, así como el hecho de la edificación de su vivienda constituyen título que autoriza su posesión, se aparta de lo establecido en el Cuarto Pleno Casatorio en lo Civil que fue mencionado en la sentencia de primera instancia, dicho apartamiento y la no aplicación de lo establecido por el artículo 2012 del Código Civil conllevaron a que se revoque dicha sentencia. CONSIDERANDO: PRIMERO.- Previamente a la absolución del recurso de casación sub examine, es necesario hacer un breve recuento de lo acontecido en el proceso. En tal sentido, se advierte que a fojas diecisiete, Mónica Ivonne Arrelucea Gabriel, interpone demanda de desalojo contra Maruja Zoraida Ponce Espinoza, solicitando que la demandada le restituya el inmueble de su propiedad ubicado en el Agrupamiento Pachacamac Manzana D5A, Lote número 36, Parcela 3C, Grupo D, Príncipe de Asturias, distrito de Villa El Salvador, provincia y departamento de Lima. Como fundamentos de su demanda sostiene que en el año mil novecientos noventa y siete, se enteró que estaban otorgando terrenos en la zona de Príncipe de Asturias y, luego de haber posesionado por más de un año, le adjudicaron el lote sub litis, inscribiendo su derecho en la Partida número PO3251480. Con fecha diecinueve de abril de mil novecientos noventa y nueve, el personal de la Empresa Nacional de Edificaciones - ENACE le comunica para firmar un contrato de compraventa a plazos. Luego de la firma, se apersonó a su casa, encontrándose con que su vivienda había sido destruida, por lo que presentó su denuncia ante la comisaría del sector. La demandada ocupó su lote, suplicándole no ser desalojada, y en un acto de humanidad accedió a sus requerimientos, dándole el plazo de un año para desocupar el inmueble; sin embargo, dicha ocupación se ha extendido hasta la fecha. En muchas ocasiones le ha solicitado a la demandada que desocupe su propiedad, lamentablemente en los últimos tres años se resiste a ello; por el contrario, ha intentado agredirle y la ha

amenazado con matarla si insiste en su pretensión.--SEGUNDO.- Tramitada la demanda según su naturaleza, el juez de la causa, mediante sentencia que obra a fojas doscientos cuarenta y tres, de fecha catorce de marzo de dos mil catorce, declara fundada la demanda. Como fundamentos de su decisión sostiene que la demandante invoca que tiene derecho sobre el inmueble sub litis como propietaria, lo que se encuentra acreditado con la Copia Literal de la Partida Registral número P03251480 (fojas veintisiete a veintinueve). Entre las pruebas aportadas por la demandada no obra documento alguno que acredite fehacientemente que la Asamblea General del Asentamiento Humano le haya entregado la posesión o la propiedad; máxime, si ha reconocido que el predio era de propiedad de la Empresa Nacional de Edificaciones - ENACE, por lo que se puede aseverar que (la Asamblea General del Asentamiento Humano) no estaba facultada para otorgar la posesión, menos la propiedad de un bien que no le pertenecía. El documento que corre a fojas ciento noventa y cinco, solo acredita que la demandada posee el inmueble, mas no constituye un título de posesión, sobre todo si en el mismo se establece que la constancia se expide únicamente para efectos de realizar trámites ante Luz del Sur. Para considerarse propietario de un bien inmueble por haber transcurrido el plazo para adquirirlo por usucapión, deviene en necesario que haya un pronunciamiento judicial que así lo disponga. Por tanto, no se evidencia circunstancias que permitan advertir la legitimidad de la posesión que detenta la demandada. La demandada tenía conocimiento desde el año dos mil cuatro (fojas ciento noventa y ocho), que el inmueble sub litis le pertenecía a la demandante. La adjudicación del inmueble a la demandante se dio desde el año mil novecientos noventa y siete (segunda cláusula del contrato de fecha diecinueve de abril de dos mil dos, obrante a fojas ciento noventa y cuatro) y no desde el año dos mil once, como alega la demandada. La demandada sostiene que ha efectuado construcciones en el inmueble sub litis; en tal sentido, conforme lo ha establecido el superior jerárquico en el Pleno Casatorio, tales construcciones deberán ser reclamadas en otro proceso judicial; por tanto, se concluye que la demandada no ha acreditado en la secuela del proceso tener legitimidad para la posesión, dicho de otro modo no existe documento que justifique su posesión.-- TERCERO.- Apelada la mencionada sentencia, la Sala Revisora, mediante sentencia de fojas trescientos sesenta y seis, de fecha veintitrés de enero de dos mil quince, la revoca; y, reformándola, declara infundada la demanda. Como sustento de su decisión manifiesta que la actora no ha abonado prueba que acredite que realizó acto o gestión alguna destinada a cuestionar la posesión detentada por la demandada o con la finalidad de recuperar la posesión del lote de terreno, alentando con ese proceder la creencia de la demandada en la legitimidad de su posesión. La demandada procedió de buena fe a levantar su vivienda en el lote de terreno materia de litigio, ante la justificada expectativa de alcanzar la adjudicación que corresponde ordinariamente a los poseedores. Siendo la vía de solución la prevista en el artículo 941 del Código Civil, respecto a hechos y situaciones como el caso de autos, no es atinado el ejercicio de la acción de Desalojo por Ocupación Precaria, pues no es la vía procesal adecuada para ejercitar las acciones previstas en la norma legal. No cabe concluir afirmando que la demandada tenga la calidad de ocupante precaria, pues las constancias de posesión, los actos ejecutados a fin de dotar al bien de servicios básicos, así como la edificación de la vivienda, constituyen título que autoriza su posesión y desvirtúan su calidad de precaria. Es aplicable al caso el concepto de ocupante precario establecido por el Cuarto Pleno Casatorio sobre Desalojo.- -CUARTO.- Respecto al recurso de casación interpuesto, conviene absolver en primer lugar la denuncia de apartamiento inmotivado del precedente judicial recaído en la sentencia casatoria contenida en el expediente Casación número 2195-2011-Ucayali, el cual en virtud del artículo 400 del Código Procesal Civil, tiene carácter vinculante. Ello por los efectos que podría tener la estimación de dicha denuncia, pues ello implicaría el reenvío de los autos, sin pronunciamiento respecto a la casual material.QUINTO.- En tal sentido, cabe reseñar los fundamentos esenciales que sustentan la sentencia de vista ahora impugnada: a) A partir del año dos mil dos, la demandada tomó posesión pública, pacífica y continua del inmueble; b) La demandada procedió de buena fe a levantar su vivienda en el lote materia de litigio; c) No cabe concluir afirmando que la demandada tenga la calidad de ocupante precaria, pues las constancias de posesión, lo actos ejecutados a fin de dotar al bien de servicios básicos, así como la edificación de la vivienda, constituyen título que autoriza su posesión y desvirtúan su calidad de precaria.-SEXTO.- A continuación, cabe relacionar los fundamentos antes descritos con los lineamientos establecidos en la Sentencia número 2195-2011-Ucayali, sobre Desalojo por Ocupación Precaria, que establece doctrina jurisprudencial vinculante respecto al concepto de poseedor precario contenido en el artículo 911 del Código Civil. En cuanto al punto a), el Cuarto Pleno Casatorio ha establecido en el apartado b) 5.6 de su fallo, que la mera alegación del demandado, en el sentido de haber adquirido el bien por usucapión, no basta para desestimar la pretensión de desalojo. Ello equivale a decir que, si el demandado no acredita con decisión firme que declare la adquisición por prescripción adquisitiva, sus alegaciones de defensa no constituirán título de posesión, advirtiéndose que en la recurrida el Ad quem no ha dado cuenta de la existencia de tal decisión judicial o extrajudicial (notarial) firme en virtud de la cual la parte demandada haya adquirido la propiedad por vía de usucapión.--

 

SÉTIMO .- En cuanto a los puntos b) y c), el Cuarto Pleno Casatorio en mención ha establecido en el apartado b) 5.5 de su fallo, lo siguiente: Cuando el demandado afirme haber realizado edificaciones o modificaciones sobre el predio materia de desalojo, sea de buena o mala fe, no justifica que se declare la improcedencia de la demanda. Lo único que debe verificarse es si el demandante tiene derecho o no a disfrutar de la posesión que invoca, dejándose a salvo el derecho del demandado para reclamar en otro proceso lo que considere pertinente. En tal sentido, podemos colegir que de conformidad con el Cuarto Pleno Casatorio en mención, el hecho de la existencia de las edificaciones no puede configurar, como pretende el Colegiado Superior, título de posesión que justifique la posesión de la parte demandada. Nótese que el citado Pleno no deja en desamparo al titular de las edificaciones, sino que ha dejado a salvo para que haga valer su derecho en otro proceso.—

 

OCTAVO.- En consecuencia, se acredita la existencia de la causal de apartamiento inmotivado del precedente judicial recaído en la sentencia casatoria contenida en el Expediente número 2195-2011-Ucayali, sobre Desalojo por Ocupación Precaria, lo que acarrea la nulidad de la recurrida, por lo que de conformidad con lo establecido en el segundo párrafo del artículo 396 del Código Procesal Civil, la Sala Superior deberá cumplir con emitir nueva sentencia. Cabe agregar que, en atención a lo establecido en el considerando cuarto de la presente resolución, carece de objeto emitir pronunciamiento respecto a la causal material denunciada en el recurso. Por las razones anotadas y en aplicación del inciso 1 del artículo 396 del Código Procesal Civil, declararon: FUNDADO el recurso de casación interpuesto por Jeni Rocío Huallama Peña a fojas cuatrocientos treinta y nueve; por consiguiente, CASARON la sentencia de vista de fecha veintitrés de enero de dos mil quince de fojas trescientos sesenta y seis, emitida por la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima Sur, que revoca la sentencia apelada que declara fundada la demanda y reformándola declara infundada la misma; en consecuencia, NULA la misma; ORDENARON a la Sala Superior de su procedencia emita nueva sentencia, con arreglo a ley, y conforme a lo establecido en los considerandos precedentes; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano”, bajo responsabilidad; en los seguidos por Jeni Rocío Huallama Peña y otra contra Maruja Zoraida Ponce Espinoza; sobre Desalojo por Ocupación Precaria; y los devolvieron. Ponente Señor Miranda Molina, Juez Supremo. S.S. MENDOZA RAMÍREZ, ROMERO DÍAZ, CABELLO MATAMALA, MIRANDA MOLINA, YAYA ZUMAETA C-1569473-39

 

 

 

 

 

 

Presentado por : www.jurisprudenciacivil.com